Mis cartas con un alquimista (II)

…¿Qué es y qué significa la Alquimia para los que la practicamos?

Supongo que no tiene una respuesta universal si no es para aquel que ya ha realizado. Para el resto de los alquimistas practicantes hay muchas respuestas diferentes a tu pregunta, pues para cada uno de ellos ha existido una vía, una materia, una experiencia y unos resultados completamente diferentes.

Para mí la Alquimia es el Arte de la Regeneración llevado a nivel práctico de laboratorio, encontrando en él una ascesis de vida y una constante auto superación con la ayuda de Dios. El resultado final depende no sólo del trabajo y la fe puestos en juego, sino también del destino personal y de la voluntad de Dios con respecto a uno.

Personalmente busco una Medicina Universal que cure al hombre de sus miserias físicas y psíquicas, así como espirituales y anímicas, que cure a los animales, a las plantas y a los minerales y metales llevándolos a su perfección particular, así, ampliará la salud y alargará la vida dando así mismo felicidad y paz interior al liberarnos del pecado y de la mancha original y alejarnos de los hábitos cotidianos de la muerte.

PUREZA, sin mácula. LIBERACIÓN, sin limitaciones. PERENNIDAD, sin declive. SABIDURÍA, sin oscuridad. Estas son las palabras.

La segunda parte de la pregunta es muy personal y subjetiva. Ser Alquimista para mí ha significado hasta ahora una de las mayores aventuras que pueda emprender un hombre en este mundo, pues implica a todos los niveles del ser en una meta común, más allá de cualquier limitación y de cualquier opinión posible.

Yo, personalmente, como muchos de los Alquimistas que han existido antes de mí, practico lo que se ha dado en llamar Vía Universal, es decir, que trabajo con la Primera Materia de todos los Metales, también llamada Caos Filosófico. Esta Materia, muy difícil de encontrar, permite acercarse a la Gran Obra sin las grandes dificultades técnicas y económicas que requieren las Vías Metalistas, es decir, aquéllas que trabajan a partir de Metales diferenciados para reducirlos a su materia prima en el laboratorio. Dios me ha dado la Gracia de conocer esta Materia Remota, y también la Materia Próxima que se obtiene a partir de ella, con la cual he trabajado durante años con los medios que Dios ha puesto a mi alcance, y he logrado dos tercios largos de la Obra completa. Estoy a la espera de que la voluntad divina me revele la última parte de la Obra.

De momento soy consciente de que la Medicina y el Elixir no son otros que el verdadero Pan y el verdadero vino de la Eucaristía, y que el Arte de la Alquimia es un verdadero Arte Sacerdotal transmitido por Tradición desde los tiempos de Melchitsedek…

alquimia2_jayaprime

Fragmento del libro “Mis cartas con un alquimista”.
Miguel López Pérez.

Continuará…


Imagen: San Jaya Prime. CC-By-SA.